LA VOZ NOTICIAS

Exhiben a empleada doméstica por robos

El abuso que una empleada doméstica cometió quedó evidenciado en las cámaras de seguridad instaladas en la vivienda de los propietarios que la contrataron, le brindaron seguro social y buen salario, pero no fue suficiente pues abusó de la confianza que se brindó.
Se trata de Nora Cristina Villarreal Orozco de 41 años de edad habitante de la colonia Ampliación Miguel Hidalgo quien fue contratada por Luis Gerardo Sepúlveda Vásquez y su esposa en la vivienda ubicada en la colonia Guadalupe.
Al principio trabajó muy bien, Nora siempre fue responsable con las labores que le tocaban realizar, pero conforme pasó el tiempo empezaron a desaparecer algunas de las pertenecías del matrimonio y de sus hijas.

Defraudó la confianza a pesar de que le dieron otra oportunidad.

La primera ocasión fueron unos pantalones de la propietaria de la vivienda quien se encuentra embarazada y por lo mismo notó que habían desaparecido los tres únicos pantalones de maternidad que tenía, aunque los buscó por toda la casa nunca los encontró, extrañamente aparecieron un día después de que preguntó a la empleada doméstica por ellos.
Después se perdieron cosas de su esposo, unos pantalones, seguido por cosas de sus hijas como accesorios y ropa.
En la foto de whatsapp de la empleada aprecia una menor, era su hija que portaba un vestido y unos lentes de una de las hijas de los jefes, hablaron con ella, pues no querían correrla debido a la buena labor que desempeñaba, el matrimonio pensó que después de hablar con ella, la trabajadora cambiaría su conducta pero no fue así.
Incluso se ofrecieron para apoyarla le brindaron trabajo en un consultorio a fin de que obtuviera un mayor ingreso y no se viera en la necesidad de robar, pero siguió haciendo de las suyas.

Lo anterior quedó evidenciado en las cámaras de seguridad que fueron revisadas a detalle para verificar que efectivamente ella era quien se llevaba las cosas que poco a poco desaparecían, volvieron hablar con Nora y está se comprometió a llevarles las cosas que habían desaparecido pero pedía que le dijeran que cosas eran.
“La verdad no sé qué tantas cosas se llevó, de la ropa de la niña me di cuenta hasta que vi la foto en su whatsapp porque de lo contrario ni me hubiera dado cuenta, le ofrecimos un salario de mil 500 pesos por semana, le dimos Seguro Social, no éramos exigentes con ella lo único que tenía que hacer era tener limpio la parte de enfrente y limpia la ropa y defraudó nuestra confianza”, comentó Luis Gerardo Sepúlveda Vásquez.
Indicó que su intención nunca fue afectarla, pero al ver que no regresó las cosas que se llevó decidió actuar de esta manera con la intención de que la ciudadanía esté alerta y la piense dos veces antes de contratarla, pues lo que hizo no fue lo correcto.

SÍGUENOS EN FACEBOOK